Grupo de Reflexión Rural Horizonte Sur Volver a la Tierra Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
Sábado 25 de octubre de 2014
Publicado por

Noticias

· 28 de agosto a las 14:17hs

Las 5 contribuciones más dudosas de Monsanto al planeta

Bahía de Noticias – Traducción exclusiva para este servicio realizada por Alicia Vega (ver otras) del artículo publicado por AlterNet.org el 12 de agosto de 2011:

Monsanto’s 5 Most Dubious Contributions to the Planet

Por Oliver Lee

Ustedes siempre están tratando de hacernos creer que están “comprometidos con la agricultura sostenible” con su publicidad astuta en American Public Media, así es como alimentan a la fuerza a los agricultores con los cultivos Frankenseeds de laboratorio que caducan cada año (que, seamos honestos, es lo contrario de sostenible).

¿Pero no deberíamos estar sorprendidos por el mensaje ambiguo, no es cierto? Después de todo, ustedes han estado haciendo esto durante décadas.

Con los patrocinios corporativos de larga duración, al igual que Disney Tomorrowland,  creando reservas de buena voluntad mientras nos rocían con DDT, está claro que tienen derecho a distribuir los productos en el  mundo sin ninguna preocupación por el medio ambiente o la salud,-  tan sólo gastan un poco de ese dinero duramente ganado para convencernos de lo contrario.

En ese sentido, vamos a echar un vistazo a algunas de las contribuciones más dudosas del gigante de la biotecnología a la sociedad  con su negocio en el siglo pasado.

1) Sacarina

Monsanto entró en escena en 1901 con el edulcorante artificial sacarina, que se lo vendió a Coca-Cola y las empresas de alimentos enlatados como un sustituto del azúcar.

Pero ya en 1907, los efectos sobre la salud de los edulcorantes estaban siendo interrogados por los científicos de Alimentos y Medicamentos (FDA).

“Todos los que comieron el dulce [en conserva] de maíz fueron engañados”, dijo Harvey Wiley, el primer comisionado de la FDA. “Pensaban que estaban comiendo azúcar, cuando en realidad estaban comiendo un producto del alquitrán de hulla totalmente carente de valor nutritivo y muy perjudicial para la salud.”

Después de disfrutar de décadas de consumo desenfrenado, el edulcorante fue sancionado con una etiqueta de advertencia en los años 70 cuando se descubrió que causaba cáncer en ratas de laboratorio.

Una revisión posterior y con los esfuerzos de tres décadas de Monsanto para revertir la decisión se impuso finalmente en 2001. Después de todo, ¿cómo puede un producto derivado del alquitrán de hulla no ser seguro para el consumo?

2) Poliestireno

Durante los años 40, Monsanto se trasladó a los plásticos a base de petróleo, incluyendo  la espuma de poliestireno.

Como la mayoría de nosotros somos conscientes a estas alturas, la espuma de poliestireno es un desastre medioambiental.

No sólo no hay nada por ahí que  la  biodegrade, sino que se rompe en pequeños pedazos que ahoga a los animales, daña la vida marina, y libera benceno cancerígeno en el medio ambiente durante miles de años o más.

“Los productos de espuma de poliestireno se basan en fuentes no renovables para la producción, son casi indestructibles y dejan un legado de contaminación en nuestros entornos urbanos y naturales”, dijo el Presidente de Junta de Supervisores de San Francisco, Aaron Peskin, en 2007.

“Si McDonald  hubiera visto la luz y  hubiese eliminado la espuma de poliestireno hace más de una década, ahora de San Francisco tendría el programa.”

A pesar de la evidencia que se muestra en su contra, los envases tóxicos siguen dominando en otras partes del país. Sorprendentemente, fueron votados por los Republicanos hasta que se introdujeron en las casas de cafeterías  a principios de este año.

3) El Agente Naranja

Desarrollado inicialmente como un herbicida y defoliante, el Agente Naranja fue utilizado vilmente como arma militar por el ejército de EE.UU. durante Vietnam para eliminar el espeso follaje de la jungla.

En el proceso, rociaron  más de 12 millones de galones del potente cóctel químico  descrito por el biólogo de la Universidad de Yale, Galston Arthur como “tal vez la molécula más tóxica jamás sintetizada por el hombre”- en ciudades, granjas y suministros de agua durante un período de nueve años.

“Cuando [los científicos militares] iniciaron el programa de herbicidas en la década de 1960, éramos conscientes de los potenciales daños debido a la contaminación por dioxinas en el herbicida… “, dijo el Dr. James R. Clary, un científico formador del gobierno  de la Subdivisión de Armas Químicas.

“Sin embargo, como el material iba a ser utilizado  en  el “enemigo”, ninguno de nosotros se preocupó demasiado.”

Según el Ministerio vietnamita de Relaciones Exteriores,  la falta de preocupación llevó a 4,8 millones de exposiciones al herbicida, junto con 400.000 muertes y desfiguraciones y 500.000 bebés nacidos con defectos congénitos.

4) Hormona de Crecimiento Bovino

¿Sabía usted que los Estados Unidos es la única nación desarrollada que permite la venta de leche de vacas alimentadas con hormonas artificiales de crecimiento?

Con la sola excepción de Brasil, el resto del mundo desarrollado, incluyendo los 27 países de la Unión Europea, Canadá, Nueva Zelanda y Australia, han prohibido el uso de la hormona del crecimiento en la leche destinada al consumo humano.

¿Por qué todos los odian lácteo? La leche proveniente de vacas inyectadas con la hormona muestra mayores niveles de hormonas que causan cáncer y un menor valor nutricional, lo que incluso llevó a los tribunales más rebeldes  de EE.UU., a fallar en favor de etiquetas para separar la leche libre de hormonas.

“La leche que bebemos hoy es muy diferente de la leche que bebían nuestros nuestros antepasados sin daño aparente hace 2.000 años”, dijo el científico de Harvard Ganmaa Davaasambuu. “La leche que bebemos hoy en día no puede ser el alimento perfecto de la naturaleza.”

De acuerdo con el Centro para la Inocuidad de los Alimentos, gracias a la demanda creciente ( y ciertas películas ), aproximadamente el 60 por ciento de la leche en los EE.UU. hoy es libre de rBST.

5) Semillas genéticamente modificadas

No contento con hacer sólo daños incidentales al medio ambiente, Monsanto decidió llegar a la raíz del asunto en los años 80: las semillas.

Pero con mucho alboroto hecho alrededor de tácticas de miedo agresivas de la empresa y la desenfrenada masa de patentes, el gigante de la biotecnología, como era de esperarse, se defiende con un marketing de varios millones de dólares y una campaña publicitaria con niños sonriendo y haciendo afirmaciones extravagantes de que “los alimentos transgénicos podrían ayudar a terminar con el hambre del mundo. “

“A menos que me esté perdiendo de algo”, escribió Michael Pollan en The New York Times Magazine, “el objetivo de esta audaz nueva campaña de publicidad es para empalar a personas como yo – los primeros en el mundo que dudamos de la ingeniería genética en los alimentos- en los cuernos de un dilema moral …

Si no superamos  nuestras náuseas por comer alimentos genéticamente modificados, los niños en el Tercer Mundo se quedarán ciegos. “

Lo que está claro es que no importa cuál sea su justificación, Monsanto  a) nunca entrega  todas estas semillas de forma gratuita, y b) las hace estériles, para que los agricultores tengan que comprarlas todos los años, por lo que es difícil creer que la empresa podría tiene las mejores intenciones del planeta en el corazón.

“Con el  tráfico de semillas suicidas, las multinacionales biotecnológicas bloquearán a los agricultores más pobres del mundo en una nueva forma de servidumbre genética”, dice Emma Must del Movimiento de Desarrollo Mundial.

“En la actualidad el 80 por ciento de los cultivos en los países en desarrollo se cultivan usando semilla guardada.”

“Ser incapaz de guardar semillas de los cultivos estériles podría significar la diferencia entre sobrevivir y pasar por debajo.”

Link en inglés

Otras noticias que te pueden interesar
Recordando a Masanobu Fukuoka
Dura represión K en defensa de la minería
Héctor Leis: "Para que el país supere las divisiones que hoy lo aquejan, es forzoso hacer la catarsis de los 70"
Los organismos genéticamente modificados (OGM) en la Argentina y la construcción de legitimidad - Por Guillermo Folguera

1 comentario

  1. ´carlos a Velazquez

    Especificamente, cuando sera el dia en que los pesos no gobiernen al mundo, los verdes propiamente dichos, ya que, todas las iniciativas y la creacion de entidades en contra de los agroTOXICOS, si TOXICOS, porque por mas que defiendan las formas de aplicacion, las dosificaciones, el fracaso de los OGM ya que HOY existe un nuevo escarabajo que se come el maiz GM, transgenico y todavia no lo pudieron parar, entonces porque no dejamos de luchar en contra la naturaleza, de la fauna y la flora, que es mas inteligente y sabia que los Organismos no modificados pero involutivos que somos los seres humanos. Basta de mirar hacia el costado, enfrentemos los fracasos y reconozcamos que nos estamos suicidando con las supuestas modificaciones, ó busquemos otro planeta para repetir este modelo.

    11 julio, 2012 a las 6:33 pm · Responder

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *